19 C
Dominican Republic

Este es el riesgo al que te expones al consumir por lo menos una lata de refresco al día

Publicado

NOTICIAS CONFIRMADAS. – Un estudio realizado hace varios años reveló que tomar al menos una lata de refresco al día aumenta en un 22% las posibilidades de sufrir de diabetes de tipo dos.

El estudio europeo, en el que participaron el Centro de Investigación Biomédica en Red-Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición (CIBERobn), indica que para obtener los resultados se analizó el consumo de zumos, refrescos azucarados y refrescos edulcorados artificialmente en 350.000 personas de ocho países europeos, atendiendo a diferentes variables como consumo de alcohol, nivel educativo, nivel de actividad física y consumo de tabaco.

«Si alguien consideraba que un vaso o una lata al día era poco, estaba equivocado, el consumo ha de ser prácticamente excepcional», indicó en aquella ocasión la doctora Dora Romaguera, participante en el estudio.

Asimismo, el estudio muestra cómo el porcentaje de riesgo podría descender ligeramente hasta un 18 por ciento, en función del resto de calorías ingeridas y del índice de masa corporal (IMC).

En cuanto al zumo o néctar de frutas, no se registraron casos de una mayor incidencia de diabetes entre sus consumidores.

Sin embargo, los expertos advirtieron que no se ha hecho distinción entre naturales y procesados, por lo que «sería necesario un estudio más específico en el que se diferenciara el consumo de ambos tipos y obtener resultados más exhaustivos».

Otro estudio que arrojó resultados similares fue uno realizado en los Estados Unidos en los que se detectó un aumento del 25 por ciento en el riesgo de padecer diabetes tipo 2 por cada bebida azucarada ingerida diariamente.

El estudio muestra además que el consumo de bebidas azucaradas es mayor en los países del norte de Europa que en el sur, mientras que el perfil mayoritario es el de hombres físicamente activos, de bajo nivel educativo, fumadores y con una mayor circunferencia de cintura, con una alimentación relativamente pobre en fruta y verduras y rica en carnes rojas y procesadas.

En cambio, el perfil de consumidor de zumo o néctar tiende a ser una mujer joven, físicamente activa, exfumadora y con un mayor nivel educativo. En general, apuntan los autores del estudio, las personas asiduas a estas bebidas tienen un IMC y una circunferencia de cintura menor y, por contra, la mayor parte padece alguna enfermedad crónica.

Por último, los usuarios que optaron por bebidas edulcoradas cuentan con probabilidades más altas de padecer enfermedades crónicas o poseen antecedentes familiares de diabetes, y tanto su IMC como su circunferencia de cintura son mayores que en otros casos.

Fuente: sinc

Articulos Relacionados